• noticias16gpico

Ambiente postergó audiencia pública de Lonquimay

Si bien el procedimiento fue realizado conforme a derecho, se merituó que un mayor involucramiento de todos los sectores potenciará un mejor análisis del proyecto y clarificará los enormes beneficios ambientales que conlleva. Por este motivo, y a pesar de haberse registrado casi cincuenta inscripciones para participar de la audiencia pública, se resolvió postergar la fecha prevista para hoy en Lonquimay, ante el pedido formulado por diputados provinciales de la oposición.


Atento a una problemática que afecta a todo el territorio pampeano, como es la gestión de la fracción de rechazo de los residuos sólidos urbanos, el Gobierno de La Pampa diseño un proyecto tendiente a su puesta en valor a partir de la concreción de una Planta Generadora de Energía.

El principal objetivo es evitar la prosecución de un manejo dificultoso de los residuos urbanos y avanzar en una solución ambientalmente sustentable y, al mismo tiempo, reconvertir un pasivo ambiental en energía alternativa.

Para avanzar en la concreción del proyecto se requirió el financiamiento internacional, que, tal como lo establece la normativa provincial, demanda la realización de una audiencia pública que garantice la participación ciudadana en el proceso.

La evaluación de impacto ambiental de la Planta de Energía a partir del manejo de la fracción de rechazo de los residuos sólidos urbanos, se sustentó jurídicamente en la Ley 1914 y su decreto reglamentario que se encontraban vigentes al momento de la presentación de la iniciativa.

Desde el inicio del proyecto, algunos sectores políticos del ámbito provincial, han planteado múltiples objeciones al mismo que, como se dijo anteriormente, solo busca resolver un problema que aqueja a todos los municipios pampeanos, como es la gestión de los residuos sólidos urbanos.

En primer término se objetó la localización geográfica en el territorio y, se resolvió trasladarlo a Lonquimay. Hoy se cuestionan los procedimientos de difusión de la información que desembocaría en la audiencia pública y, se ha requerido más tiempo para estudiar el proyecto en profundidad.

Vale mencionar que la información requerida es pública desde el pasado 22 de julio, a pesar de lo cual y con el espíritu de permitir el más amplio y serio debate sobre esta política pública, la subsecretaría de Ambiente decidió postergar la realización de la audiencia pública prevista para mañana martes 9 de agosto en Lonquimay.

Si bien el plazo de publicidad de la información necesaria para la realización de la Audiencia Pública es el previsto por el marco legal que las regula, se resolvió ampliar ese plazo para que los sectores comprometidos con el medio ambiente puedan informarse acabadamente sobre el proyecto y formular los aportes que consideren necesarios.