top of page
  • noticias16gpico

Ambiente presentó el Sendero; Paseo de la Laguna, en la Reserva Provincial Laguna Guatraché

El trabajo fue realizado en conjunto con la Municipalidad de Guatraché. La presentación del Sendero: Paseo de la Laguna, se llevó a cabo esta mañana en Guatraché, con la presencia del subsecretario de Ambiente, Fabián Tittarelli y autoridades locales.


Estuvieron presentes también instituciones locales, provinciales y público en general. El Sendero cuenta con dos circuitos: Circuito Accesible y Circuito Laguna. El primero con una distancia de 380 metros, miradores, barandas laterales y piso adaptado para la circulación universal, cartelería del portal de ingreso traducida en lenguaje braille. El circuito de la laguna, es el tramo más extenso aportando una distancia de 2.800 metros, también con miradores, áreas de descanso, aula natural, área recreativa con bajada a la laguna, espacios de estacionamiento e ingresos alternativos. Ambos circuitos pensados para experimentar la naturaleza de la laguna y su entorno. El sendero responde a tres aspectos fundamentales para asegurar el éxito de su propósito: conservación, educación y experiencia al visitante. Los senderos son una de las mejores maneras de disfrutar de un área protegida a un ritmo que permite un disfrute y una relación íntima con el entorno. Permiten acceder al visitante a zonas de gran belleza escénica, de interés paisajístico y de alto valor de conservación. El sendero accesible garantiza el disfrute, conocimiento y el contacto con la naturaleza de manera universal, el mismo es propicio para personas con discapacidad. La importancia de las Áreas Protegidas Las áreas protegidas son la base natural para cualquier estrategia de conservación. Por el aporte de servicios ecosistémicos y ambientales que ofrecen, posibilitan el mantenimiento de procesos productivos garantizando el desarrollo económico y social y la sostenibilidad de la demanda a largo plazo para el bienestar humano, armonizando la producción sostenible, el desarrollo y la conservación. La gestión de las áreas protegidas incluye tanto la protección, el mantenimiento y la restauración de su patrimonio natural y cultural, como el aprovechamiento de sus recursos naturales, admitiendo diferentes usos y prácticas sostenibles, como el establecimiento de asentamientos humanos de acuerdo a su categoría de manejo. Asimismo, se propician nuevas formas de participación pública y gobernanza, como también el reconocimiento de pueblos originarios y comunidades locales para promover nuevas perspectivas y enfoques en el manejo y la administración de los recursos, con el fin de lograr objetivos consensuados de conservación y desarrollo. Se promueve la investigación, la educación ambiental, la recreación y el disfrute del paisaje, impulsando el desarrollo humano sustentable y generando aptitudes, conocimientos y valores que permitan fomentar una conciencia ambiental responsable. La Subsecretaría de Ambiente trabaja continuamente en la revisión de las áreas existentes, y la búsqueda de nuevos sitios importantes para su preservación y conservación. Objetivos de conservación La Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza (UICN) definió a las Áreas Protegidas como “un espacio geográfico, reconocido, dedicado y gestionado, mediante medios legales u otros tipos de medios eficaces para conseguir la conservación a largo plazo de la naturaleza y sus servicios ecosistémicos y sus valores culturales asociados”. Siguiendo el mandato de la Constitución Nacional que en su artículo 41 establece que todos los habitantes tienen derecho a un ambiente sano y equilibrado donde las autoridades se encuentran obligadas a proveer la protección de ese derecho, a la utilización racional de los recursos naturales, a la preservación del patrimonio natural, cultural y de la diversidad biológica, la Ley Provincial N° 2.651, cuya Autoridad de Aplicación es la Subsecretaría de Ambiente, fija los criterios mínimos de conservación, ordenamiento y manejo de áreas protegidas. Conservar muestras representativas de ecosistemas nativos, o comunidades características o únicas por su riqueza o diversidad biológica. Garantizar el mantenimiento de la diversidad genética, los procesos ecológicos y/o evolutivos naturales de regulación ambiental. Resguardar lugares de importancia como hábitats de especies amenazadas, sitios de descanso o de paso de especies migratorias, poblaciones en peligro o especies endémicas, raras de valor científico o económico. Preservar sitios y paisajes prístinos de extraordinaria belleza escénica. Proteger las cuencas hidrográficas, recursos hídricos y provisión de agua dulce, minimizando el impacto de inundaciones y riesgos de desertificación. Proteger recursos paisajísticos, formaciones geológicas o geomorfológicas y yacimientos paleontológicos de singular interés. Preservar el patrimonio y la diversidad cultural, valores históricos, sitios arqueológicos y antropológicos de particular importancia. Promover la educación y la interpretación ambiental. Incentivar la generación de conocimiento a través de la investigación científica y el monitoreo ambiental. Brindar oportunidades para la recreación y el turismo sostenible.

bottom of page