• noticias16gpico

Aníbal Fernández salió al cruce del fuego amigo tras el acuerdo con el FMI

"Algunos dicen, 'El día más triste'. ¿Qué día más triste? El día más triste es el que van por los derechos de los trabajadores, de los viejos, de las mujeres embarazadas, de los pibes con discapacidad", enfatizó.


El ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, salió al cruce de las críticas que recibió el Gobierno de sectores del kirchnerismo por el acuerdo alcanzado con el FMI y pidió que "dejen hacer al presidente lo que está haciendo", que es "lo mejor para la Argentina".

"Algunos dicen, 'El día más triste'. ¿Qué día más triste? El día más triste es el que van por los derechos de los trabajadores, de los viejos, de las mujeres embarazadas, de los pibes con discapacidad. Ése es el día más triste", retrucó Fernández.

En declaraciones periodísticas, el funcionario también describió cómo fueron las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), organismo al que la Argentina le adeuda unos 44.500 millones de dólares, e indicó: "Peleamos con un par de escarbadientes usados, que era todo lo que teníamos, y conseguimos todo lo que pudimos".

Dijo Fernández que "festejarlo es una palabra muy fuerte", pero sí es un acuerdo al que se debe mirar "con ganas", y cuestionó a los referentes del oficialismo, más precisamente del kirchnerismo, que en los últimos días le restaron importancia a las consecuencias de caer en default.

"No traería ningún tipo de ventajas, ninguno", enfatizó el titular de la cartera de Seguridad, que agregó: "Yo encontré un montón de discursos mirando cosas esta semana que me contaban qué bueno que era ir al default. La verdad que no lo entiendo. No lo concibo, no lo respeto y no lo acepto de ninguna manera".

Sobre las tensiones internas en el Frente de Todos (FdT), que una vez más quedaron al descubierto tras el anuncio del acuerdo con el FMI, comentó: "Todos tenemos derecho a expresarnos, pero nos encontramos en una situación imposible de sostener, y un país serio con un presidente serio (por Alberto Fernández) tenía que encontrar una solución".

"Los que se sienten impacientes, pónganse a laburar. Me cuentan historias muy lindas, pero nunca las vi triunfar", remarcó. "Se tiene que dar el debate, pero díganme cómo se sale, porque nos enterraron hasta las verijas y no teníamos forma de resolverlo. Intentamos todo lo que pudimos y veo algunos que dicen que fue 'el día más triste'", acotó.

Asimismo, indicó: "Decime cómo lo resuelvo; si tenés algo que no sea retórica, te escucho. Si no, dejen hacer al presidente lo que está haciendo. Y todos los que tengamos ganas de subir a este bote y remar, tomemos un remo y empecemos ya, porque no queda mucho tiempo".

Fernández respaldó enérgicamente la decisión del Gobierno de acordar con el FMI y ensalzó el trabajo del jefe de Estado: "Estoy convencido de que lo que está haciendo es lo mejor para la Argentina", enfatizó.

"Miro con muchas ganas el arreglo, se ve ordenada la cuestión interna y la cosa pública para llevarla adelante", dijo, y completó señalando: "La oposición que haga lo suyo, no me preocupa lo que ellos piensan".