• noticias16gpico

Bolivia: cuatro muertos y 70 heridos por una estampida en una asamblea universitaria

Las autoridades indicaron que la tragedia tuvo lugar luego de que un alumno arrojara una bomba de gas lacrimógeno.



Una asamblea universitaria en Potosí, Bolivia, dejó un saldo de cuatro estudiantes muertos y 70 heridos. Según informaron el rector y un jefe policial, el incidente se desató luego de que uno de los asistentes detonara una bomba de gas lacrimógeno, hecho que causó una estampida.


El comandante departamental de la Policía, coronel Bernardo Isnado, relató que un estudiante activó “una granada de gas que produjo una avalancha y, producto de esto, hay tres personas fallecidas”. Horas después, se confirmó la muerte de una cuarta.


Esta estampida se produjo por la desesperación de las personas, en busca de huir por la presencia de este gas. Bajo este contexto, la Policía realiza “los trabajos periciales e investigación para identificar a quién o quiénes provocaron este lamentable suceso en la Asamblea Estudiantil para aprobar las elecciones de la FUL”, indicó Pedro López, rector de la institución, a través de una conferencia de prensa.


Además, agregó que la universidad “se encuentra de luto”.


En tanto, los heridos, fueron trasladados al Seguro Social Universitario y Hospital Bracamontes de Potosí. A través de Twitter, la Defensoría del Pueblo Boliviana, expresó que están haciendo un seguimiento de los heridos en los hospitales. De momento, hay más de 70 universitarios afectados por esta avalancha que recibieron atención médica.


En cuanto a los internados, según confirmó Roxana Choque (fiscal de la región andina de Potosí), hay cinco que se encuentran en terapia intensiva.


Por su parte, la Policía confirmó que las víctimas fatales son mujeres y que la investigación se encuentra avanzada. “Estamos tomando todas las previsiones para que los responsables de este hecho delincuencial sean aprehendidos y puestos a disposición del Ministerio Público”, mencionó Isnado.


Dentro de las posibilidades que barajan, creen que el autor del incidente es un “infiltrado” que buscaba estancar la elección. De momento, no hay información confirmada al respecto; pero las hipótesis se dan en el marco de que la explosión tuvo lugar en el momento que estaban coordinando las elecciones de la Federación Universitaria Local (FUL).