top of page
  • Foto del escritornoticias16gpico

JUICIO EN ACHA: LA AUDIENCIA, VIA ZOOM, DURÓ MÁS DE SEIS HORAS Y LOS ALEGATOS PASARON PARA EL MARTES

La audiencia a distancia de hoy en el juicio por un presunto homicidio culposo ocurrido en General Acha, se extendió durante seis horas y por eso el tribunal dispuso trasladar los alegatos de cierre de la fiscalía, la defensa y la querella para el próximo martes.

En la causa se investiga la muerte de Oscar Juan Moronta, el 24 de junio de 2018 en esa ciudad, casi un mes antes que sufriera graves lesiones como consecuencia de una explosión en el garaje de su casa. El motivo habría sido la acumulación de gas por una perdida del equipo de GNC de su camioneta Ford Eco Sport. El Ministerio Público Fiscal le imputó, a priori, al mecánico Heraldo Cristian Martín Tarrío el delito de homicidio culposo, por entender que al realizarle días antes un servicio de control y mantenimiento al equipo de gas, lo hizo “de manera deficiente y negligente, y sin observar los reglamentos, deberes y controles a su cargo”. La querella, en cambio, cree que cometió el delito de estrago doloso, es decir que el imputado causó el incendio deliberadamente –al incumplir con su tarea profesional– y ser ello la causa inmediata de la de muerte de Moronta. De los ocho testigos de hoy, uno de los más relevantes fue Fabio Bernardelli, un técnico electromecánico que peritó el vehículo. Él explicó detalladamente cómo funciona un manómetro. Justamente ese es uno de los puntos controvertidos del debate porque Tarrío, al efectuar el servicio, revisó el circuito, calibró el sistema y cambió un manómetro de quinta generación. De ellos, cuatro declararon desde Santa Rosa y el resto de General Acha. Fueron testimoniales extensas y por eso –aunque estaban previstos para esta mañana– los alegatos de cierre fueron postergados para el martes. La tercera jornada del juicio, organizada por la Oficina Judicial de Santa Rosa vía Zoom, estuvo a cargo del juez de audiencia, Andrés Olié, quien participó desde el Centro Judicial. Además intervinieron el fiscal Juan Bautista Méndez y la fiscala Paula Soledad Duscher; y los querellantes Marcelo y Daniel Oscar Moronta, hijos de la víctima, junto al apoderado Alberto Pérez, desde General Acha; y el defensor particular Rodrigo Villa y el propio Tarrío, desde Santa Rosa. Por la Oficina Judicial lo hicieron Claudia Gatica Velázquez, Juan Páez y Belén Carro.


Comments


bottom of page